tipos de materiales ceramicos

Los diferentes tipos de materiales cerámicos son obtenidos a partir de la arcilla cocida. Son muy apreciados por su resistencia y por ser, al mismo tiempo, altamente moldeables, y de gran plasticidad. Hay dos clases esenciales de materiales cerámicos: compactos y vitrificados. Los diversos materiales cerámicos (como la porcelana, gres, semi-gres, y loza porosa) se diferencian sobre todo en la temperatura en que se hierve la arcilla.

Las diversas cerámicas, como las que ofrecemos en Crearal, también se dividen en plásticas y no plásticas. Las primeras contienen mucha agua en su elaboración, y las segundas están completamente secas. Los materiales cerámicos empleados para la construcción son, esencialmente, los siguientes:

Clases de materiales cerámicos para la construcción, y sus usos:

Cada tipo de material cerámico empleado en la edificación se emplea para unos determinados usos específicos, adaptados a determinadas necesidades y exigencias.

Ladrillos

Se emplean para levantar paredes, tabiques y muros. También para el revestimiento de cisternas, pozos, y otras muchas obras más. Es uno de los tipos de material cerámico más antiguos y utilizados en las construcciones. Su color rojizo se debe a la proporción de óxido de hierro presente en la arcilla elegida, así como a las temperaturas de cocción, y a la calidad de la propia tierra escogida.

Existen varios tipos de ladrillos:

  • Ladrillo macizo, muy fabricado en Bélgica y Suiza, y especialmente idóneo para los paramentos o muros de carga.
  • Ladrillo de paramentos especiales, a base de determinadas mezclas, y muy empleado para las construcciones de ladrillo visto.
  • Ladrillo perforado. Es el mejor aislante acústico y térmico en comparación con los demás.
  • Ladrillo hueco, para muros que no han de soportar mucha carga.

Tejas

Empleadas para techos, armaduras y cubiertas de edificios. Constan de arcilla en láminas delgadas, amasadas y prensadas. Son impermeables y resistentes. También se fabrican tejas de finalidad puramente ornamental.

Baldosas

Pulimentadas, finas y duras, se utilizan para la pavimentación de aceras, patios y azoteas, así como para recubrimiento de techos, entre otros muchos usos. Su proceso de fabricación es semejante al del ladrillo, si bien se fabrican con arcillas más delicadas y puras. Además, se puede elegir entre diversas formas: cuadradas, rectangulares, hexagonales. Dentro de los tipos de materiales cerámicos, es uno de los más utilizados.

Azulejos

Ladrillos de varios colores, pequeños y de consistencia vítrea. En una de sus caras están esmaltados, y en la otra llevan mates, para facilitar su adhesividad. Gracias a este material, pueden crearse también murales personalizados. Se trata de un material cerámico muy apreciado para usos ornamentales.

Como cerámica vidriada de uso decorativo, se han empleado en cantidad y desde hace mucho tiempo. Se utilizan y continúan utilizando para el embellecimiento de fuentes, edificios diversos, jardines, etc. Los artesanos andaluces y portugueses han alcanzado una rara excelencia en el labrado y pintura tradicionales de estas cerámicas para construcción.

Su uso más ordinario y habitual es del revestimiento de cocinas, baños y piscinas (a menudo con teselas similares a mosaicos). A día de hoy, está muy de moda en las duchas y piscinas el azulejo antideslizante.

Adobes

Bloques de barro, empleados desde tiempos inmemoriales. Se utilizan para obras sencillas y menores, ya que su resistencia es inferior a la del ladrillo.

Porcelanas

Loza fina y transparente, a base de una pasta de caolín (un tipo de silicato de alúmina) y feldespato. En construcción, se utiliza para acabados de suelo y como material para baldosas.

Los tipos de materiales cerámicos empleados para la construcción son, por lo tanto, sumamente variados y adaptables a variadas necesidades. Para instalarlos y trabajar con ellos, es fundamental contar con profesionales expertos en cortar cerámica.