como-limpiar-baldosas-hidraulicas-antiguas

Cómo limpiar baldosas hidráulicas antiguas. Descubre los mejores consejos de limpieza para conseguir unas baldosas relucientes. 

Las baldosas hidráulicas antiguas dan un toque especial a cualquier casa o lugar gracias a su diseño y colores vivos. Y, sin duda, una de las cosas que las hacen tan atractivas es conseguir que siempre luzcan como si estuvieran recién instaladas. 

Es por eso que debemos conocer cómo limpiarlas y mantenerlas correctamente si queremos tener un suelo envidiable por mucho tiempo. 

Si estás pensando en instalar baldosas hidráulicas para darle un toque original a tu hogar, en Crearal somos especialistas en réplicas de azulejos para que consigas tener la decoración que siempre habías soñado.

Hoy desde Crearal te contamos las claves para que sepas cómo limpiar baldosas hidráulicas antiguas sin dañarlas y para conseguir que estén perfectas durante mucho tiempo. ¡Te sorprenderán los resultados!

Limpieza diaria para baldosas hidráulicas

Limpiar baldosas hidráulicas y deterioradas a fondo supone un árduo trabajo que debemos evitar. Si mantienes una limpieza cotidiana de tus baldosas conseguirás que reluzcan y se mantengan en perfecto estado durante mucho más tiempo. 

Este tipo de baldosas son sencillas de limpiar y no requieren de tratamientos especiales para su limpieza cotidiana. Simplemente utiliza una mopa de microfibra para eliminar el polvo. Si hay manchas trátalas con una limpieza suave como con agua y jabón, en vez de un detergente agresivo para no estropearlas. 

La correcta limpieza para baldosas hidráulicas antiguas

Si las baldosas hidráulicas son antiguas, el trabajo de limpieza es mucho mayor dependiendo de su estado, por lo que muchas personas se preguntan cómo limpiar baldosas hidráulicas. Debemos observar su nivel de desgaste, si están rotas o desconchadas y si tienen manchas incrustadas. 

Puede ocurrir que con el tiempo las baldosas vayan perdiendo su color característico y queden más apagadas. Si quieres recuperar su brillo, lo mejor es realizar tratamientos con productos que consigan recuperar el brillo original de las baldosas. 

Para recuperar el estado de las baldosas hidráulicas antiguas, sigue estos pasos:

Limpieza

Lo primero de todo es limpiar la superficie de las baldosas para eliminar la suciedad. Después, aplica una solución y déjala actuar durante más tiempo que cuando se realiza una limpieza diaria para que la suciedad se ablande y pueda retirarse fácilmente frotando 

con un cepillo.

Si las manchas son antiguas y están penetradas en la baldosa, utiliza un limpiador desincrustante específico junto con un cepillo y aclara con agua.

A continuación, repasa las lechadas para mejorar su unión y su aspecto, lo que hará que se vean como si estuvieran recién instaladas.

Pulir para dejarlo suave y limpio

Si las baldosas son antiguas, seguramente hayan perdido su color vivo con el paso del tiempo. Puedes conseguir que vuelvan a su estado original puliendo el suelo para dejarlo suave, limpio y brillante mediante un producto específico. Diluye el producto con agua y déjalo actuar durante unos minutos. A continuación, frota las baldosas, aclara con agua y una fregona para eliminarlo y deja que el suelo se seque durante 24 horas.

Abrillantar

Aplicar un tratamiento protector y conservador ayudará a mantener y conseguir una mayor efectividad dando un acabado brillante, potenciando su color y haciendo que las baldosas queden como nuevas. Puedes elegir entre productos con acabado mate o con efecto mojado y brillante.

Para abrillantar el suelo, utiliza un rodillo de unos 20 cm para aplicar el producto y déjalo secar al menos durante 1 hora. Aplica una segunda capa y deja actuar durante 24 horas. 

Encerar

Tras abrillantar, se recomienda encerar el suelo para conseguir un resultado perfecto. Utiliza cera líquida especial para baldosas hidráulicas, utiliza una brocha y esparce el producto sin diluirlo con agua. Dejar secar el producto al menos una hora sin pisar el suelo. 

Cómo proteger las baldosas hidráulicas para que perduren en el tiempo

Conocer algunos consejos a la hora de limpiar baldosas hidráulicas te ayudará a mantenerlas bien cuidadas y conseguir que tengan un buen estado por mucho tiempo. 

Las baldosas hidráulicas son muy porosas, lo que provoca que absorban fácilmente los líquidos y la suciedad. Por ello, una vez instalado un suelo con baldosas se debe impermeabilizarlas de la manera más correcta para cerrar el poro y evitar que la suciedad penetre a fin de evitar limpiezas más intensas.

Formas de limpiarlas

Si las baldosas hidráulicas se encuentran en buen estado, no requerirán de una limpieza específica, sino únicamente de un sencillo mantenimiento. Para retirar la suciedad del suelo utiliza una mopa, escoba o aspirador para evitar la acumulación de polvo. También puedes emplear otros métodos de limpieza naturales y caseros para conseguir grandes resultados.

Ante todo, evita en todo momento los productos agresivos como la lejía, el salfumán o el amoniaco ya que estos podrían deteriorar las baldosas. En cambio, te recomendamos utilizar:

  • Agua junto con algún producto poco agresivo.
  • Bicarbonato con agua.
  • Vinagre de manzana y agua.
  • Vaporeta.
  • Detergente desengrasante.

Esperamos que este artículo te haya sido útil para conocer cómo limpiar baldosas hidráulicas antiguas. Ya puedes poner en práctica estos consejos para lograr que tus baldosas queden relucientes.


Si estás pensando en remodelar tu baño, consulta nuestro post sobre cómo alicatar un baño para conseguir ideas sobre diferentes estilos. Con las baldosas de Crearal podrás conseguir darle una personalidad única a tu baño.¡Contácta con nosotros!